Comentarios

Gato gruñe: ¿qué significa eso?


Cuando un gato gruñe, quiere expresar algo, pero ¿qué? Los gatos se comunican de diferentes maneras. Además del lenguaje corporal, también utiliza una variedad de vocalizaciones. El gruñido es muy versátil y puede significar varias cosas. ¡Tranquilo, tigre! ¿Por qué es tan molesto? Los gatos gruñen cuando están molestos - Shutterstock / gabigaasenbeek

No solo los perros, sino también los gatos gruñen. El sonido realmente no parece coincidir con las lindas patas de terciopelo, pero el gruñido es una forma de comunicación diversa y, sobre todo, importante que a veces puede salvar vidas en la naturaleza.

Cuando los gatos gruñen, estrechan los ojos, a veces muestran un poco los dientes y vuelven a poner las orejas. Pero, ¿por qué exactamente los amigos de cuatro patas se comportan así? Aquí hay cinco respuestas posibles:

1. Gruñido como advertencia y disuasivo

Gruñir en los gatos puede verse como un paso preliminar para atacar, es decir, como parte de un comportamiento amenazante. Esto es importante en la naturaleza, por ejemplo, cuando la mamá gata quiere señalar a sus cachorros que viene un depredador y los pequeños deben volver rápidamente a esconderse.

En casa, un gato puede gruñir cuando suena el timbre y alguien está en la puerta, como el cartero, y siente que hay un enemigo en él. Con gruñidos, los gatos advierten tanto a sus compañeros como a sus dueños.

Gruñir también puede servir como elemento disuasorio, por así decirlo, como espaciador, por ejemplo, al comer, cuando los gatos quieren tener la comida para ellos mismos, fiel al lema: ¡alejarse de las patas!

Siseo: diferentes significados en lenguaje de gato

Ronroneo, maullidos, parloteo: el lenguaje del gato conoce una amplia variedad de vocalizaciones. También ...

2. Gruñe por miedo y sorpresa

El gruñido por miedo y sorpresa, como el gruñido como señal de advertencia, está motivado por un posible peligro. Si la nariz de su pelaje de repente se enfrenta a un perro o una persona extraña, puede asustarse tanto que gruñir es una reacción instintiva de miedo. Luego se pone a la defensiva y le muestra esto a la otra persona con ruidos gruñidos.

También es concebible un gruñido como resultado de una situación estresante. Si el gato no tiene forma de escapar de una situación, a veces reacciona con este comportamiento.

En el siguiente video, por ejemplo, puedes ver un gato que al menos está preocupado e inquieto, posiblemente también asustado:

3. gruñido molesto

Los gatos gruñen incluso cuando están molestos. Al igual que una "persona que gruñe" que está molesta por otros, un gato puede expresar su disgusto o mal humor gruñendo.

Por ejemplo, si despiertas a tu gatito mientras está dormida, gruñir es una posible reacción al despertar incómodo. Tu gato también puede estar expresando esto cuando acaricia. Entonces puede ser que ella simplemente no se sienta como tus caricias en este momento.

Algunos gatos gruñen incluso cuando saben o sospechan que algo desagradable está por suceder, por ejemplo, una visita al veterinario. Por ejemplo, la gata en el video gruñe porque aparentemente no quiere renunciar a su juguete:

4. El gruñido como método de educación.

Muchos gatos gruñen incluso cuando crían a sus gatitos o quieren medirlos. Los gatos jóvenes a veces hacen muchas tonterías, corren peligro o se meten la nariz en algún lugar al que no pertenecen. Mamá gata puede sentirse incómoda y decirle a sus matones gruñendo que no está nada contenta con su comportamiento.

5. Gruñe mientras duerme

En los gatos, el sueño ocupa gran parte de su día. Tan pronto como las patas de terciopelo emitan ruidos como ronroneo, masticación o golpeteo, pueden gruñir mientras tanto, también en relación con movimientos de contracción o movimiento. Todo esto es solo una indicación de que tu gato probablemente esté soñando mientras duerme.

¿Qué pasa si nada de esto se aplica a tu gato?

¡Precaución! Si tu gato gruñe más a menudo sin que puedas ver una razón para ello, no puede hacer daño que lo revise el veterinario. Puede estar adolorida o enferma y no puede mostrarlo de otra manera.

Si se puede excluir una causa física, su gato puede tener angustia mental; un psicólogo puede ayudarlo.